Pirómanos y bomberos: en Yemen se están muriendo de hambre

                          El secretario general de la ONU, António Guterres, ha anunciado haber conseguido promesas por valor de dos mil millones de dólares, de los países asistentes en Ginebra a una conferencia de donantes internacionales, para enviar ayuda humanitaria a Yemen que, en sus propias palabras, “atraviesa la peor crisis humanitaria del mundo desde la Segunda Guerra mundial”.
Lo más sorprendente de este estallido de solidaridad con un país que lleva tres años desangrándose en una guerra civil, y en el que 22 millones de ciudadanos, tres cuartas partes de la población (27,58 millones)  precisa ayuda humanitaria urgente,  es que un tercio de los fondos prometidos, 930 millones de dólares, ya han sido donados por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes (los mismos que figuran en las camisetas del Real Madrid, entre otras cosas).

El resto hasta los dos millones deberían proporcionarlo los cuarenta estados y organizaciones que han asistido a la conferencia de Ginebra, ha precisado la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitario (OCHA), y deberían hacerlo inmediatamente porque, de nuevo en palabras de Guterres, “la amplitud del sufrimiento que vemos en Yemen necesita una financiación rápida y completa”; manifestación que ha cerrado con un lamento: “Se necesitan soluciones humanitarias para las crisis humanitarias”.
LEER MAS

Entradas similares

0 Comentarios

CON EL APOYO PERIODÍSTICO DE: