10 virtudes del periodismo responsable ante el COVID-19

Recopilamos aquí consejos para que su medio de comunicación se destaque por su labor responsable y profesional durante la emergencia sanitaria por #COVID19. Red Ética @etica  . Con el coronavirus convertido ya en pandemia, resulta fácil identificar dos clases de medios de comunicación por su forma de informar sobre el avance de la enfermedad: aquellos que aprovechan el temor de la población para ganar clics con titulares alarmistas, y aquellos que buscan brindan noticias de manera responsable con información de valor para sus audiencias.  

Uno de los ejemplos de ese buen periodismo, que le brinda a sus lectores información relevante y de utilidad para protegerse del brote infeccioso, es el maravilloso ejercicio de periodismo de datos que hizo The Washington Post para ayudar a entender por qué es necesario autoaislarnos evitando así el contagio. 
Otra gran lección de ética periodística que nos da el diario propiedad del magnate Jeff Bezos, es que a pesar de funcionar actualmente bajo el modelo de negocio de muro de pago, dejó este y otros artículos con información valiosa sobre el coronavirus abiertos al público. Adicionalmente, creó una newsletter de suscripción gratuita específicamente para informar a sus lectores sobre novedades diarias de la pandemia. Eso es periodismo responsable. 
Por otro lado, están aquellos medios que evidentemente han aprovechado la coyuntura para atraer lectores a través de titulares sensacionalistas, publicando rumores sin ningún tipo de verificación, y amplificando declaraciones explosivas dichas por celebridades que poco conocimiento tienen sobre salud pública. Esto puede funcionar en el corto plazo para ver crecer el número de clics, pero a largo plazo lesiona la credibilidad del medio de comunicación que recurre a estas tácticas, y también la del gremio periodístico entero. 
Para aquellos periodistas y medios de comunicación que durante esta singular emergencia quieran ser recordados como aquellos que decidieron servir a su audiencia con información confirmada y de calidad, recopilamos los siguientes consejos. 
1. Protéjase a usted mismo y a los miembros de su redacción
Un periodista enfermo no podrá informar bien, y además se convierte en un riesgo en potencia para quienes lo rodean. Cuando el coronavirus apenas comenzaba a extenderse en países distintos a China, el Comité Para la Protección de Periodistas publicó un listado de recomendaciones para que todos los miembros de la redacción, en especial aquellos enviados a hacer labores de reportería, tengan primero en cuenta el autocuidado. Aquí las tradujimos al español. 
2. Entreviste a expertos de verdad (y a más de uno)
Tener un Premio Nobel no convierte a cualquier científico en una autoridad para hablar de emergencias como el COVID-19. Tampoco tener un doctorado o enseñar en una prestigiosa escuela de medicina. “Llame a cuatro o cinco científicos independientemente. Si todos dicen más o menos lo mismo, entonces realmente vale la pena poner algo de lo que ellos dicen en su reportaje", recomienda Bill Hanage, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Harvard en entrevista para Journalist’s Resource.
3. Verifique antes de publicar y no sea indiferente ante la desinformación 
La desinformación se ha extendido con tanta velocidad como el mismo coronavirus. Por eso es necesario entrenar su olfato periodístico para detectar noticias falsas con nuestros quizes. Además, vale la pena responder a estas 5 preguntas de First Draft News antes de hacerle eco a cualquier rumor: 
• ¿Qué tantas interacciones ha generado este rumor en redes sociales, y qué tanto se comparan con otros contenidos noticiosos?
• ¿La conversación sobre este rumor está limitada a solamente una comunidad en línea?
• ¿El rumor ha saltado a otras plataformas o redes sociales?
• ¿El rumor ha sido compartido por un influenciador o por una cuenta verificada?
• ¿Algún medio de comunicación serio ha informado sobre ese rumor?
Adicionalmente, a nivel personal, no sea indiferente cuando vea información falsa vía Whatsapp. Como periodista, usted tiene una responsabilidad. Tómese el tiempo de desmentir esa noticia, compartiéndole a la persona que lo envió un enlace donde expliquen por qué es falso, en invítela a verificar antes de compartir. 
4. Evite los titulares alarmistas y el clickbait 
Es habitual por estos días ver adjetivos en los titulares que califican al coronavirus de “virus mortal”, o a la pandemia de “catastrófica”. Ante esto, Al Tompkins del Instituto Poynter recomienda “cuanto peor es la situación, los periodistas necesitan limitar más los adjetivos. Por ahora la gente sabe que este es un problema grave. Cumplamos dándoles los hechos tal y como son”. En cuanto al clickbait (utilizar las redes sociales apenas como un anzuelo para atraer visitantes a su sitio web), en numerosas ocasiones hemos explicado por qué está mal. Pero resulta particularmente mezquino ocultarles a sus seguidores en redes sociales información que les puede salvar la vida, obligándolos a ir a su sitio web para conocerla completa.
5. Piense en los efectos que puede tener la noticia que publicará
La desinformación y la xenofobia van de la mano. Al haberse originado en China, el coronavirus ha generado comportamientos xenófobos hacia las personas de apariencia asiática, tanto así que se generó la campaña #NoSoyUnVirus, para combatir este tipo de comportamientos. Marcas con la cerveza mexicana Corona también han vivido los efectos negativos de la desinformación. En este sentido, la revista Scientific American recomienda a los periodistas ser especialmente responsables y cuidadosos al distinguir tres tipos de información en esta situación: (A) lo que sabemos que es cierto, (B) lo que creemos que es cierto, (C) y las opiniones y especulaciones.
6. Tenga cuidado con las imágenes que utiliza para acompañar su reportaje 
Muy de la mano del punto anterior, ha sido necesario que la Asociación de Periodistas Asiáticos en Estados Unidos publicara un comunicado en el que pide tener sumo cuidado con las imágenes que acompañan los reportajes sobre el coronavirus. En este sentido, la periodista Leah Carroll se preguntó ¿por qué todas las historias sobre el coronavirus muestran imágenes de un barrio chino?... La respuesta no es otra que racismo en el periodismo. Imágenes de supermercados vacíos y personas usando máscaras como si se tratara del fin del mundo, tampoco son recomendadas por esta guía para periodistas elaborada por Reframe. 
7. Tenga en cuenta que las cifras cambian constantemente 
Caroline Chen, periodista de ProPublica, vivió de primera mano el SARS y estuvo encargada de informar sobre el ébola. Escribió un interesante artículo donde comparte las lecciones que aprendió y pueden ser aplicadas para informar mejor sobre el coronavirus. Allí recomienda recordar que en este tipo de coyunturas, “la información está cambiando rápidamente y puede estar desactualizada de forma muy rápida”. Por lo tanto, recomienda que siempre al brindar una cifra sobre contagiados y fallecidos, recalque que se trata de datos oficiales dados a la prensa “esta mañana”, “esta tarde” o “ayer en la noche”.  
8. Contrate periodistas especializados en ciencia y salud 
En nuestro reciente tuitdebate sobre cómo informar mejor sobre el coronavirus, el periodista científico argentino Federico Kukso respondía así a la pregunta sobre cómo informar mejor en esta crisis: “Fomentando que medios de comunicación contraten a periodistas científicos. Existimos y somos muchos”. En ese mismo sentido, Pablo Correa, editor científico del diario El Espectador ha manifestado reiteradamente en su cuenta de Twitter que la situación actual demuestra la necesidad de contar con periodistas especializados en ciencia y salud en las redacciones. 
9. Promueva el teletrabajo entre los miembros de su redacción
Vale la pena que todos los directores de medios de comunicación lean la carta que Ignacio Escolar, director de Eldiario.es y ganador del Premio Gabo a la Excelencia en 2018, le escribió a su equipo de trabajo con instrucciones para el cubrimiento informativo en tiempos de COVID-19. “Teletrabajar, en nuestro caso, no significa encerrarse en casa sin salir. No se puede informar de todo lo que está pasando en pijama frente al ordenador. Tenemos que estar donde están las noticias, como hacemos siempre. Pero sí podemos al menos evitar la alta concentración de personas que ahora supone la redacción”, escribe Escolar. 
10. Procure darle a su reportaje un enfoque de soluciones 
Ante un panorama tan lleno de incertidumbre, hace falta rescatar el llamado de Javier Darío Restrepo por lo que llamaba un periodismo por la esperanza. En el blog de Fundación Gabo dedicado a promover el periodismo de soluciones, encontrará un buen número de recursos, seminarios web y consejos útiles para darle a sus reportajes sobre el coronavirus un enfoque de soluciones.   LEER  MAS

Entradas similares

0 Comentarios

CON EL APOYO PERIODÍSTICO DE: