¿Por qué era investigado Alan García y qué pasa tras su suicidio?

                                                     
 El expresidente de Perú tenía al menos cinco motivos de investigación por corrupción en el caso Odebrecht.
Las investigaciones al expresidente peruano Alan García (1985-1990 y 2006-2011), quien se suicidó este miércoles cuando iba a ser detenido, apuntaban a los delitos de lavado de activos y colusión agravada.

El caso Odebrecht ha cobrado cargos públicos por corrupción a su paso por América Latina, debido a que se ha comprobado que la constructora brasileña pagó sobornos a una docena de países latinoamericanos para quedarse con contrataciones de gran envergadura.
Específicamente, a García se le acusaba de haber recibido sobornos para adjudicar a Odebrecht la ejecución de tramos en las obras del metro de Lima, en 2009.
Además de los sobornos, en Perú también se investiga el financiamiento de Odebrecht a campañas electorales, motivo por el que está en prisión preventiva la excandidata presidencial Keiko Fujimori.
 Aunque el segundo período presidencial de García concidía con los tiempos de los sobornos de Odebrecht, en principio no estaba siendo investigado. Sin embargo, a medida que avanzaba la investigación, registraron más pruebas en su contra:
- El exvice ministro de Comunicaciones Jorge Cuba, en prisión preventiva, mencionó a Alan García entre los implicados del caso Odebrecht.

Entradas similares

0 Comentarios

CON EL APOYO PERIODÍSTICO DE: