Triple golpe de China a EEUU: petroyuán con oro y armas nucleares rusas

                                  El mundo vive una clásica fase de transición de una potencia en declive (EEUU) a favor de la emergente nueva superpotencia en el horizonte (China), un proceso ilustrado en el libro 'Caos y orden en el moderno sistema mundial' de Giovanni Arrighi.
Las joyas tecnológicas estadunidenses del GAFAT (Google, Apple, Facebook, Amazon y Twitter) de Silicon Valley —en particular, Amazon, a quien Trump le declaró la guerra quizá debido a que su dueño, el polémico Jeff Bezos, controla The Washington Post, feroz crítico del presidente— sufren brutales desplomes en sus cotizaciones, mientras China lanza su temerario esquema del petroyuán doblemente resguardado con oro y, a mi juicio, con las armas nucleares rusas.

Los teóricos supremacistas de EEUU suelen pregonar la 'trampa de Tucídides', que hace inevitable la guerra entre EEUU y China. El defecto del esquema de Tucídides, del siglo 5 a.C., es que sus actores bélicos carecían de aniquilantes armas nucleares y hoy omite la presencia ineludible de Rusia como actor primordial en su alianza estratégica con China frente a EEUU, lo cual rebasa la unidimensionalidad del Peloponeso.
Más allá de la vulgar guerra comercial de EEUU contra China y del grotesco exorcismo de Rusia por la propaganda negra de la 'anglósfera', a mi juicio, China acaba de propinar un tremendo golpe, en la misma semana que recibía en visita oficial al mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un —quizá para afinar estrategias de cara a la próxima visita de Trump a Pyongyang—, contra la supremacía del petrodólar que ejercía EEUU doblemente con el control de la cotización del petróleo y el apuntalamiento a su divisa.

Entradas similares

0 Comentarios

CON EL APOYO PERIODÍSTICO DE: