Julian Assange se casa en prisión británica

          La petición se procesó con Ley de Matrimonios de 1983 que autoriza a personas privadas de libertad a contraer nupcias.

El fundador del portal Wikileaks, Julian Assange, obtuvo el permiso del servicio penitenciario británico para casarse con su pareja Stella Morris, en la prisión de alta seguridad de Belmarsh ubicada en Londres, según anunciaron este viernes los

medios locales británicos.

Assange y Morris son padres de dos niños que fueron concebidos cuando el periodista australiano estaba asilado en 2012 en la embajada ecuatoriana en la capital británica para evadir que la justicia sueca lo procesara por presuntos delitos sexuales que el acusado siempre negó, además de otros cargos que ya habían sido retirados.

Tras la retirada del asilo político por parte de ecuador en 2019, la Policía británica lo detuvo y lo encerró en la cárcel de Belmarsh.

Estoy aliviada de que la razón ha prevalecido y espero que no haya más interferencias en nuestro matrimonio”, apuntó su pareja en un mensaje de la red social Twitter  respecto a la solicitud de permiso para casarse.

De acuerdo con los medios locales, el servicio penitenciario recibió la petición y se consideró en virtud de la Ley de Matrimonios de 1983 que autoriza a personas privadas de libertad a contraer nupcias, aunque no se ha precisado la fecha del enlace matrimonial.

Un vocero del Servicio Penitenciario dijo a medios locales que "la solicitud del señor Assange fue recibida, considerada y procesada de la manera habitual por el gobernador de la prisión, como para cualquier otro preso".

Los hijos de Assange y Morris de 50 y 37 años, respectivamente son Gabriel con 4 años y Max de dos años, ambos ´vástagos de ciudadanía británica.

Morris es una abogada de origen sudafricano que anunció el año pasado que mantenía una relación con el periodista desde el 2015, a quien conoció en 2011 cuando se unió al equipo legal de Assange y le visitaba diariamente en la embajada de Ecuador.

La batalla legal para ser extraditado a Estados Unidos continúa y esta nación busca que la justicia lo entregue para procesarlo por obtener información confidencial de defensa, tras la publicación en su sitio web de miles de documentos filtrados que exponían la verdad de la crueldad del Ejército de Estados Unidos en las guerras de Afganistán e Irak.

Las publicaciones incluyen la un video difundido en abril de 2010 con imágenes de soldados estadounidenses disparando y matando a civiles desde un helicóptero en Irak.

Entradas similares

0 Comentarios

CON EL APOYO PERIODÍSTICO DE: