La arquitectura ecológica defiende volver a la construcción con tierra

             En épocas pasadas, construir una casa solo requería de tierra cruda. Era –y es- una forma ecológica y económica de levantar una vivienda o cualquier construcción. Luego, el avance industrial dio paso a construcciones con elementos de difícil reciclaje y hasta tóxicos. Dadas estas circunstancias, los defensores del barro como materia prima para las construcciones defienden su reivindicación. (Jue, 08 Feb 2018)

La tierra está disponible en cualquier lugar y es abundante. Su utilización trae múltiples ventajas y seguridad estructural. De hecho, según diversos estudios, un tercio de la población mundial vive en casa de tierra. En muchos países desarrollados se siguen haciendo construcciones de este tipo de forma más frecuente. Este material, de fácil acceso, predomina en los países con mayor necesidad de viviendas y pocos recursos como en África, América Latina y Oriente Medio. Como ya dijimos, construir una casa de tierra tiene muchos beneficios: son más eficientes porque consumen menos energía, son buenas para la salud, otorgan un ambiente climático agradable ya que la tierra tiene una gran capacidad para almacenar el calor y luego cederlo, así que atenúa los cambios de temperatura. Esto último las hace idóneas para climas áridos. 
LEER MAS

Entradas similares

0 Comentarios

CON EL APOYO PERIODÍSTICO DE: