Polémica consulta popular definirá destinos de Ecuador

     Sinay Céspedes Moreno, PL Quito (PL) Ecuador vive días intensos de cara a una consulta popular y referendo, previstos en febrero próximo, que podrían ser considerados como uno de los ejercicios electorales más polémicos de los últimos tiempos en este país sudamericano.
Impulsado por el presidente de la república, Lenín Moreno, para reformar la Constitución en aspectos de interés general y alta relevancia para el futuro de la nación, el proceso, que actualmente se encuentra en la fase de campaña por las dos opciones (Sí y No), resulta necesario para unos y contradictorio para otros.
Las actividades proselitistas tienen como protagonistas a dos partes: el ejecutivo nacional, que cuenta con el apoyo de varias organizaciones políticas y sociales por la aprobación de la consulta y referendo, y exafiliados al oficialista Movimiento Alianza PAÍS, quienes liderados por el exmandatario Rafael Correa, y junto a algunas instancias, consideran parte de su contenido inconstitucional.

El gobierno nacional sustenta la tesis de que no hay mayor ejercicio de democracia que consultar a la población sobre temas como eliminar la reelección indefinida (para permitir la alternabilidad), derogar la llamada Ley de Plusvalía (pues afecta un importante sector como el de la construcción), sustituir al Consejo de Participación Ciudadana (bajo cuyo control están las principales instituciones del Estado).

Entradas similares

0 Comentarios

CON EL APOYO PERIODÍSTICO DE: